Pizza exprés de pepperoni

Pizza exprés de pepperoni y Frankfurt

Pizza exprés de pepperoni que quita «el sentío»!! Jaja

Muchas veces no sabemos que cenar y nos apetece algo diferente y no comer lo que comemos en el día a día pero, obviamente, tiene que ser keto para no abandonar y perder nuestras tan preciadas cetonas.

Esta base de pizza es un tipo de pan exprés que nos servirá para mucho más que para hacer una pizza rápida. Esta base de «pan» nos será muy útil si queremos «mojetear» un huevo frito, a la plancha o pasado por agua. También puedes usarlo para hacerte un pequeño bocadillo, para hacerte una tostada fantástica o para mojar alguna de las salsas tan buenas que hacemos para acompañar nuestras carnes.

Eso sí, mi súper recomendación es que cuando hagas esta base siempre la tuestes un poco o mucho (eso como a ti más te guste). Cuando sacamos la base del micro está como un pelín húmeda, sin embargo, cuando lo dejas enfriar lo abres por la mitad y lo tuestas, pierde esa humedad y el sabor es muchísimo mejor que si lo dejamos sin tostar.

Bueno, vamos al asunto que nos concierne, la pizza… ¡Ya verás que fácil de hacer!

Para hacer la base de la pan-pizza vamos a necesitar:

1 tupper o recipiente de cristal

1 huevo
2 cucharadas de harina de almendras
2 cucharadas de parmesano
1 poquito de sal rosa
1 sobre de gasificante

Pon todos los ingredientes en el tupper de cristal y mezcla con un tenedor o una cucharilla hasta que quede una mezcla homogénea. Cuando lo tengas listo, mételo al microondas a potencia máxima 4 o 5 minutos o hasta que esté con textura de miga de pan. Y siempre miro el fondo del tupper, que es lo que más tarda en hacerse, cuando la parte de abajo veo que tiene una textura esponjosa, como de miga de pan, es cuando veo que ya está y lo saco del microondas.

Ten cuidado al coger el tupper porque ¡quema muchísimo!. Cógelo con un trapo. Con la ayuda de un tenedor o una espátula saca el pan del recipiente poniéndolo boca abajo. Recuerda hacer esto, también, con el trapo para no quemarte.

Deja que se enfríe el pan. Cuando esté templado o frío del todo, ábrelo por la mitad con mucho cuidado. Tuéstalo un poco o hasta que tenga el punto que a ti te gusta. Recuerda que este paso es importante para que mejore su textura y sabor.

Cuando ya esté listo. Vamos a lo más divertido, ¡preparar nuestra pizza!

En este caso, he puesto una base de tomate natural triturado sobre el pan. (TRUCO: Si el tomate suelta agua, pásala por un colador fino para que pierda toda el agua posible y el pan no se moje, sino no habrá servido de nada tostarlo). Encima del pan le puse queso, mucho queso. Los que me conocéis bien, ya sabéis que el queso es mi debilidad, como digo en mi libro, ¡nunca hay demasiado queso!. Por encima del queso le pongo el pepperoni. La verdad que la pizza de pepperoni es una de mis favoritas.

Yo la he hecho así pero, para darte ideas, también puedes hacerla de salmón y gambas, atún y queso, atún y bacon, de carne picada sabor barbacoa. También podrías hacer una pizza vegetal, ¿porqué no?, con brócoli, puedes ponerle unos pimientos asados con aceitunas negras… En fin, ya sabes que una pizza admite todo, o casi todo, así que sólo tienes que echarle imaginación o echarle un ojo al frigorífico a ver que se te ocurre o si tienes algo que necesites gastar.

Una vez tengas todos los ingredientes que quieras encima a ¡Gratinar!

🤤🤤🤤🤤🤤🤤🤤🤤🤤🤤🤤🤤🤤

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable María Montserrat Pàmies Rueda.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Raiola Networks, S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.