El Sol

sol

El Sol. La luz solar y sus beneficios

La luz solar tiene innumerables beneficios para nuestra salud y merecía una entrada en mi blog para hablar de ella íntegramente.

Lo beneficios de la luz solar que desarrollaremos a continuación son:

  • Es cardio protector
  • Aumenta la energía
  • Potencia nuestro sistema inmune
  • Mejora el descanso
  • Es antidepresivo
  • Repara el ADN
  • Antienvejecimiento
  • Necesaria para la salud mitocondrial

Hemos evolucionado como especie respetando los ciclos de la luz solar y la oscuridad, hasta hoy. Hemos roto esos ciclos (ritmos o ciclos circadianos) por culpa de llevar una vida moderna.

Tenemos muy poca o casi nula exposición a la luz natural/solar y sin embargo, estamos muy expuestos a la luz artificial durante la noche. Esto hace que nuestros relojes biológicos no sepan si es de día o de noche y fallen haciéndonos perder la salud y llevándonos a la enfermedad.

¡LA LUZ DEL SOL ES VITAL! No evolucionamos metidos dentro de oficinas o tiendas ni mirando luz artificial de pantallas o con luces encendidas, cual pleno día, a altas horas de la noche. La única luz que nos acompañó durante miles de años y que respeta los ritmos circadianos, es la luz del fuego. De hecho, las luces de mi casa, por la noche, son rojas para imitar esa luz y respetar esos ritmos que nos acompañaron durante la evolución como especie.

El amanecer/atardecer es la mejor hora para recibir la luz Solar

Siguiendo con el hilo, sabemos que la piel debe ser considerada como un órgano endocrino y exponerla al Sol regularmente, por supuesto sin protección solar ya que es altamente cancerígena, se asocia con necesarios y maravillosos beneficios.

¡Pero cuidado!, que diga que tengamos que tomar el Sol sin protección solar, no significa que nos pongamos en una playa o prado a tostarnos al Sol vuelta y vuelta cual lagartija. Somos humanos no somos lagartijas. Lo ideal es una exposición regular de 15 – 20 minutos sin crema solar, dejando que haya la mayor parte de piel expuesta y, por supuesto, durante las horas de Sol suaves. Lo mejor es hacer esta exposición al amanecer. Exponer nuestros ojos (y piel en este caso) a la luz natural lo antes posible, nos ayudará a despertar esos ritmos circadianos tan importantes, y que debemos respetar. Además, para mas inri, el sol del amanecer y del atardecer, contiene luz con mayor carga de infrarrojos y es carente en rayos UV. Hagamos las cosas correctamente.

Veamos un poco más sobre los beneficios citados anteriormente.

  • El Sol es cardio protector. La piel libera óxido nítrico, en presencia de la luz natural, reduciendo el riesgo de enfermedad coronaria y la presión arterial.
  • Aporta más energía. Los infrarrojos del Sol hacen que el agua intramitocondrial sea más ligera favoreciendo el giro de la energía ATP sintasa, aumentando el rendimiento a la hora de que produzcamos energía.
  • Potencia la inmunidad. La vitamina D (o hormona D, como a mi me gusta llamarla, ya que es una hormona), modula el sistema inmune, y el óxido nítrico, que inhibe el ciclo de replicación de algunos virus. Es de vital importancia tener niveles óptimos de esta vitamina/hormona que se sintetiza a partir de la luz solar.
  • Mejoramos el descanso. Respetar los ritmos circadianos y, por tanto, exponernos a la luz solar durante el día, nos ayudará a garantizar unos buenos niveles de melatonina por la noche, ayudándonos a descansar correctamente y teniendo un sueño mucho más reparador.
  • Es un antidepresivo natural. La luz natural del Sol, nos hace segregar serotonina, la hormona de la felicidad que nos ayudará a sentir bienestar y a reducir el estrés.
  • Repara el ADN. La melatonina tiene una relación directa con nuestro ADN, modulando el daño y manteniendo la entereza del genoma humano, así que es vital tener unos buenos niveles de melatonina.
  • Antienvejecimiento. Esto nos gusta, a todos nos gusta estar guapos y sentirnos jóvenes pero más importante es serlo por dentro. El Sol, con sus infrarrojos, es un potente antiedad, con efectos muy beneficiosos. Si combinamos una correcta nutrición, con ejercicio y Sol, tenemos salud y juventud garantizada.
  • Tendremos salud mitocondrial. Por último pero no por eso menos importante, dispondremos de salud mitocondrial. Las mitocondrias de nuestro organismo, han evolucionado con la luz Solar, del amanecer y atardecer, y se lucran de ella ya que mejora su funcionamiento. Si nuestras mitocondrias enferman, enfermaremos nosotros.

¿Y tu, aún crees que el Sol es malo porque es cancerígeno? ¿o ya crees que el «kit de la cuestión» es hacer las cosas correctamente?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable María Montserrat Pàmies Rueda.
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Raiola Networks, S.L..
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.