Publicado el Deja un comentario

El Colon

colon

El colon, entendamos más sobre él.

Hoy quiero dedicar este post a una parte fundamental de nuestro organismo y a la vez, un gran olvidado de nuestros cuidados.

Haciendo un breve resumen, el colon o intestino grueso es el último tramo de nuestro sistema digestivo, aunque no por eso menos importante, donde las sustancias no absorbidas por el intestino delgado, pasan al colon.

En la primera parte del colon, parte ascendente, se absorbe gran cantidad de agua presente en el quilo de nuestra digestión para compactar las heces y ser almacenadas en la segunda mitad del colon hasta el momento de la evacuación. Esta evacuación se produce a través del movimiento peristáltico del colon, que es el responsable de evacuar las heces que han sido acumuladas en la segunda mitad del colon o colon descendente.

Es importante saber que para que esto se desarrolle con la mayor eficacia posible, hay que evitar la alimentación industrializada y la vida sedentaria, sino se verá afectado directamente a su correcto funcionamiento, llevando nuestro organismo a la enfermedad.

Sumado a este factor principal, el colon también puede tener una anatomía anormal que limitará su correcto funcionamiento.

Un megacolon, «in dolicocolon» o divertículos, entre otros, favorecerán la acumulación de materia orgánica intestinal, produciendo trastornos digestivos que pueden llegar a ser graves, propiciando enfermedades autoinmunes, entre otras.

Colon con divertículos

Si no se evacua adecuadamente tanto en cantidad como en frecuencia, el colon acumulará desechos, alterando el equilibrio de la flora bacteriana. Este equilibrio es de vital importancia para la producción de vitamina K y vitaminas del grupo B. Además, es el responsable, junto a los pulmones y riñones, de mantener un correcto equilibrio de ácido-base y prevenir la proliferación de bacterias patógenas.

Para tener una buena higiene de colon es crucial, por supuesto, la alimentación. También es altamente recomendable hacer, de vez en cuando, hidroterapias de colon para limpiar restos de heces secas y pegadas a las paredes del colon.

La hidroterapia de colon, es una limpieza para limpiar el colon en profundidad. De hecho, durante la hidroterapia, sientes perfectamente como el agua lleva hasta el principio del colon ascendente limpiando completamente.

La hidroterapia consiste en la introducción de una cánula, a través del recto, de doble circuito por el que se realizan llenados y vaciados del intestino grueso con agua purificada y ozono.

Aunque evacuemos a diario, con el tiempo, los desechos se van acumulando e incrustando en las paredes y pliegues del colon, y esta carga tóxica es absorbida nuevamente por el torrente sanguíneo.

La alimentación moderna y los malos hábitos alimenticios, una pobre ingesta de agua y el estrés pueden ser causa de diversos desórdenes orgánicos. Además, la acumulación de desechos pueden originar estados de putrefacción, alteración de la flora bacteriana, gases malolientes e hinchazón del vientre.

La hidroterapia, no sólo no es perjudicial para la flora bacteriana, sino que la falta de higiene en el colon puede ser el origen de la mayoría de desórdenes, tal y como te he dicho anteriormente.

Muchas enfermedades vienen por culpa de una mala salud intestinal. Cuidar nuestro colon mejorará nuestra salud y alargará nuestra vida, con mejor calidad de vida.

Una vez leí «la muerte empieza en el colon» y es una afirmación muy cierta.

Muchas infecciones, incluso enfermedades autoinmunes, son consecuencia de una inflamación intestinal, eso lleva a la permeabilidad intestinal y de ahí a la enfermedad.

La autointoxicación es una acumulación de desechos orgánicos. Hoy en día, los malos hábitos alimenticios, se suman a los pesticidas, a la automedicación, a los aditivos, colorantes… Y eso puede llegar a colapsar nuestros emuntorios.

Además, nuestro organismo es un pequeño reloj de engranajes. Si falla uno, fallará el resto.

El hígado, igual que el colon, se ve afectado por estos malos hábitos. El hígado es el órgano de detoxificación principal del cuerpo (hablaré de el en otra entrada del blog). Filtra más de 2.000l de sangre al día, sin el hígado no sobreviviríamos más de 24h.

Muchas veces nos preocupamos mucho por exfoliar nuestra piel y cuidarla para que se vea bonita, tersa y brillante, pero la mejor forma de que así sea es cuidarla desde dentro. Eliminar la toxicidad de nuestro organismo es la clave de una buena salud y eso se refleja en nuestra apariencia.

Detoxifica tu cuerpo, pero sobre todo si tienes problemas de:

  • Estreñimiento
  • Sobrepeso
  • Fatiga crónica
  • Dolores de cabeza
  • Alergias
  • Problemas de piel
  • Dolores articulares
  • Insomnio
  • Enfermedades autoinmunes

No dejes de prestar atención a tu cuerpo, siempre te manda señales de que algo no anda bien. Si tienes mucho movimiento intestinal, gases, etc. tu cuerpo te está mandando señales. Escucha siempre tu cuerpo.

Recuerda que dispones de mis asesorías y planes personalizados con los que podrás mejorar tu salud intestinal a partir de una correcta nutrición cetogénica.

Publicado el Deja un comentario

Brócoli gratinado

brócoli gratinado

Brócoli gratinado con bechamel y carne.

El brócoli es una verdura perfectamente apta para este maravilloso estilo de vida keto, por eso, quiero dejaros esta fácil receta. Podrás comer verduras de una forma diferente y sin renunciar a las proteínas o a las grasas. Ya sabes que para tener una buena estructura en nutrición cetogénica, necesitarás las grasas como base de tu alimentación, seguido de las proteínas. Los carbohidratos, procedentes de algunas verduras aptas como ésta, sólo serán el 5% de tu plato como máximo.

Para hacer este plato, vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

Brócoli

Carne picada (carne molida)

Nata (heavy cream)

Queso crema para untar tipo Philadelphia

Queso rallado del que más te guste pero que sea fundente, el emmental o mozzarella son perfectos para esto

Aceite de oliva virgen extra

Mantequilla

Sal rosa del Himalaya

Especias al gusto

Nuez moscada

1/2 cucharadita de goma xantana (opcional)

Ya sabes, no te pongo cantidades porque en este caso (o siempre que no lo pongo, mejor dicho) es porque es al gusto.

Antes de nada, lavaremos bien el brócoli y lo pondremos a hervir en una olla.

Mientras hierve el brócoli, ponemos aceite de oliva virgen extra en una sartén y, cuando esté caliente, añadimos la carne picada que queramos hacer. La doramos con un poco de sal rosa del Himalaya junto con las especias que hayas seleccionado para sazonar. Yo he puesto jengibre en polvo, cayena molida para darle un toque picante, pimienta negra molida y perejil picado seco.

Cuando ya tengamos la carne lista, la apartamos mientras hacemos la bechamel.

En una sartén a parte, ponemos bastante de mantequilla y deshacemos una cucharada de queso crema. Cuando esté deshecho, añadimos nata al gusto pero ten en cuenta hacer la suficiente cantidad como para cubrir bien la carne y parte del brócoli. Remueve la nata sin parar, a fuego medio, y añade un poco de nuez moscada y pimienta negra molida. Cuando la nata esté bien caliente y hayas integrado bien todos los ingredientes, pon poco a poco media cucharadita de goma xantana (no te pases de cantidad o te quedará una salsa buena pero chiclosa, más vale añadir a poquitos que pasarnos) sin parar de remover hasta conseguir una textura espesita de bechamel.

Pon a precalentar el horno, arriba y abajo, a 220ºC.

Cuando la bechamel esté lista, añádela e intégrala con la carne.

Mira el brócoli, ¡ya tiene que estar listo o casi listo!. Cuando esté, cuélalo bien para que no te agüe la salsa y mézclalo junto con la carne y la bechamel.

Pon todo en una bandeja de horno. Añade queso, bastante queso, por encima con un poquito de orégano, si te gusta, para potenciar el sabor del queso.

Llévalo al horno para gratinar durante aproximadamente 10 minutos, según la potencia de tu horno y de lo tostadito, o no, que te guste el gratinado del queso.

Cuando lo tengas listo, sácalo del horno con mucho cuidado de no quemarte y sirve en un plato con la ayuda de una espátula.

¡Disfruta mucho de la comida!

Te dejo una selección de postres perfectos para acompañar esta delicia y que completes tu menú de hoy de la mejor forma posible.

Publicado el Deja un comentario

Keto flan de huevo

keto flan de huevo

Keto flan de huevo, una receta deliciosa para disfrutar sin culpa.

Esta receta de flan va dedicada a @mguel83, uno de mis seguidores de Instagram que llevaba semanas y semanas pidiéndome un flan de huevo y ya se lo ha ganado. La verdad es que nunca veía la hora de ponerme con el flan, pero vuestros deseos son órdenes. Espero que te guste y que lo disfrutes mucho, ya sea solo(a) o en compañía.

Los flanes son recetas sencillas y bastante rápidas de hacer, de hecho lo que más tarda es la cocción, aunque son muy vistosas y perfectas para cualquier comida o cena familiar o de amigos. Con una buena presentación quedarás genial y seguro que todos se chuparán los dedos.

Toma nota de los ingredientes y elaboración para tener siempre a mano la receta cuando la puedas necesitar. ¡Nunca se sabe cuando apetece un buen flan! Aunque me encanta verte por aquí.

Ingredientes para la elaboración del caramelo:

30gr de eritritol
20gr de agua a temperatura ambiente
30gr de mantequilla

Elaboración del caramelo:

Ponemos los tres ingredientes juntos en la sartén a fuego medio y vamos removiendo constantemente hasta que coja un color marronoso. Ten paciencia, si ves que le cuesta es normal, necesita su tiempo.

Cuando ya tengas el caramelo hecho, añádelo rápido al molde. Es posible que al ponerlo en el molde se cristalice un poco o del todo, pero no te preocupes, es normal que eso pase. Después volverá al estado líquido. Ten cuidado con la cantidad de caramelo que haces para que no te quede demasiado dulce el flan.

Ingredientes para el flan:

6 huevos
340ml de leche de almendras sin azúcar (os recomiendo la marca Alpro, muy limpia, sino ten mucho cuidado con los ingredientes, ya sabes que nos esconden el azúcar en cualquier parte y donde menos podamos pensar)
340ml de nata para montar (heavy cream)
35gr de eritritol
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 pizca de sal rosa del Himalaya

Elaboración:

Primero de todo precalentamos el horno a 175°C, arriba y abajo.
En un bol mezclamos todos los ingredientes a la vez y batimos bien hasta que quede una mezcla homogenea.

Añadimos la mezcla al molde/s que tenemos con el caramelo preparado.
Se coloca el molde al baño maría (el agua hirviendo porque si la pones fría tardará mucho en calentar y no servirá de nada poner el baño maría) dentro del horno, en la parte media.
Horneamos durante unos 40min. o hasta que esté hecho. Pincha con un palillo en la parte central del flan y cuando salga limpio es que ya está hecho.
Deja enfriar.
Mételo en la nevera, tapado, durante al menos 4 horas, aunque de un día para otro está mucho más bueno porque pierde un poco de sabor a huevo y está más suave.

Ya sabes que si te gusta más dulce, o menos dulce, sólo tienes que modificar la cantidad de eritritol y ponerlo al gusto.

El caramelo se volverá como acuoso pero es normal, no lo tires porque es el caramelo.

Si no quieres poner caramelo, otra opción es no poner nada y al desmoldarlo, acompañarlo de nata montada o pseudomousse de chocolate. Buenísima combinación también.

Y a ti, ¿Te gusta el flan? 🤤

¡Bon appetit! A disfrutar del flan.

🍮🍮🍮🍮🍮🍮🍮🍮🍮🍮🍮🍮🍮

NOTA: Yo NUNCA consumo leche de almendras porque no me parece saludable el proceso químico que lleva, aunque eso es una opinión personal (dentro de lo malo la que os recomiendo es la mejor que he visto), esto es una excepción! 🙊

También puedes añadir chocolate en polvo 100%, sin azúcar, a la mezcla y hacer flan de chocolate.

Publicado el Deja un comentario

Pizza exprés de pepperoni

Pizza exprés de pepperoni y Frankfurt

Pizza exprés de pepperoni que quita «el sentío»!! Jaja

Muchas veces no sabemos que cenar y nos apetece algo diferente y no comer lo que comemos en el día a día pero, obviamente, tiene que ser keto para no abandonar y perder nuestras tan preciadas cetonas.

Esta base de pizza es un tipo de pan exprés que nos servirá para mucho más que para hacer una pizza rápida. Esta base de «pan» nos será muy útil si queremos «mojetear» un huevo frito, a la plancha o pasado por agua. También puedes usarlo para hacerte un pequeño bocadillo, para hacerte una tostada fantástica o para mojar alguna de las salsas tan buenas que hacemos para acompañar nuestras carnes.

Eso sí, mi súper recomendación es que cuando hagas esta base siempre la tuestes un poco o mucho (eso como a ti más te guste). Cuando sacamos la base del micro está como un pelín húmeda, sin embargo, cuando lo dejas enfriar lo abres por la mitad y lo tuestas, pierde esa humedad y el sabor es muchísimo mejor que si lo dejamos sin tostar.

Bueno, vamos al asunto que nos concierne, la pizza… ¡Ya verás que fácil de hacer!

Para hacer la base de la pan-pizza vamos a necesitar:

1 tupper o recipiente de cristal

1 huevo
2 cucharadas de harina de almendras
2 cucharadas de parmesano
1 poquito de sal rosa
1 sobre de gasificante

Pon todos los ingredientes en el tupper de cristal y mezcla con un tenedor o una cucharilla hasta que quede una mezcla homogénea. Cuando lo tengas listo, mételo al microondas a potencia máxima 4 o 5 minutos o hasta que esté con textura de miga de pan. Y siempre miro el fondo del tupper, que es lo que más tarda en hacerse, cuando la parte de abajo veo que tiene una textura esponjosa, como de miga de pan, es cuando veo que ya está y lo saco del microondas.

Ten cuidado al coger el tupper porque ¡quema muchísimo!. Cógelo con un trapo. Con la ayuda de un tenedor o una espátula saca el pan del recipiente poniéndolo boca abajo. Recuerda hacer esto, también, con el trapo para no quemarte.

Deja que se enfríe el pan. Cuando esté templado o frío del todo, ábrelo por la mitad con mucho cuidado. Tuéstalo un poco o hasta que tenga el punto que a ti te gusta. Recuerda que este paso es importante para que mejore su textura y sabor.

Cuando ya esté listo. Vamos a lo más divertido, ¡preparar nuestra pizza!

En este caso, he puesto una base de tomate natural triturado sobre el pan. (TRUCO: Si el tomate suelta agua, pásala por un colador fino para que pierda toda el agua posible y el pan no se moje, sino no habrá servido de nada tostarlo). Encima del pan le puse queso, mucho queso. Los que me conocéis bien, ya sabéis que el queso es mi debilidad, como digo en mi libro, ¡nunca hay demasiado queso!. Por encima del queso le pongo el pepperoni. La verdad que la pizza de pepperoni es una de mis favoritas.

Yo la he hecho así pero, para darte ideas, también puedes hacerla de salmón y gambas, atún y queso, atún y bacon, de carne picada sabor barbacoa. También podrías hacer una pizza vegetal, ¿porqué no?, con brócoli, puedes ponerle unos pimientos asados con aceitunas negras… En fin, ya sabes que una pizza admite todo, o casi todo, así que sólo tienes que echarle imaginación o echarle un ojo al frigorífico a ver que se te ocurre o si tienes algo que necesites gastar.

Una vez tengas todos los ingredientes que quieras encima a ¡Gratinar!

🤤🤤🤤🤤🤤🤤🤤🤤🤤🤤🤤🤤🤤

Publicado el 2 comentarios

Helado de fresa keto

Helado de fresa keto

¿Un helado de fresa keto?

Crees que de verdad podemos tener un helado fresa keto y, además, hacerlo sin usar heladera y en un tiempo récord? ¡Por supuesto! Sigue leyendo porque esta receta te va a encantar. Además aunque sea un helado, no significa que solo puedas comerlo en verano. Los helados apetecen todo el año y hay sabores que van ideales con el invierno porque son algo más consistentes, cómo el chocolate. ¿A quién no le gusta un buen helado mientras disfrutamos de una buena película en buena compañía debajo de una mantita en nuestro cómodo sofá?

¡A mí me encanta, y si está lloviendo fuera más aún! Me encanta escuchar llover mientras yo disfruto de una buena manta. Y si, ¿porqué no hacerlo comiéndonos un helado en el calorcito de nuestra casa?. Antes los helados sólo los encontrábamos y comíamos en verano, pero hoy en día eso ya es historia, encontramos, comemos y hacemos helados en todas las estaciones del año. ¡Qué bien!. Donde se ponga un buen helado…

Este placer para el paladar se hace solo en 5 minutos (no, no exagero), más el tiempo de congelación que será de aproximadamente 4 o 5 horas, según lo rápido que enfríe tu congelador. Y sin heladera, por supuesto. Es un helado muy fácil de hacer pero, además, es muy versátil porque no sólo puedes hacerlo de fresa, puedes ponerle el sabor que quieras y más te guste.

Vainilla, chocolate, fresa, avellanas, café… ¡Con los helados no hay límites!.

Para hacer esta delicia necesitarás:

Ingredientes para la elaboración del helado:

230g de queso crema tipo Philadelphia
120g nata para montar (heavy cream)
60g nata ácida (sour cream)
85g eritritol (o al gusto)
6 fresas (Las fresas pueden ser frescas o congeladas, si no es temporada. Yo lo he hecho de las dos maneras y de ambas el sabor es espectacular)
Un poco de esencia de vainilla

Coge un bol y añade todos los ingredientes juntos. Tritura con la batidora de mano hasta que quede una mezcla homogénea.

Rellena los moldes de los helados y añade la tapa con el palito. Si no tienes moldes o no quieres comprarlos, puedes usar perfectamente los envases del yogur. Cuando comas un yogur, guarda el envase bien limpio y seco. Cuando hagas los helados, rellena los moldes de yogur y como palito puedes poner una cucharita de café. ¡Así de fácil y así de gratis! jajaja.

Una vez rellenados todos los moldes o los envases, viene la parte más complicada y dura del proceso… ¡Esperar a que se congelen! XD Pero bueno, para hacer tortillas hay que romper huevos y este paso, por desgracia, es imprescindible. Todavía no he descubierto la congelación instantánea, aunque no me importaría encontrar la forma de hacerlo, jajaja.

Seguro que cuando has estado triturando los ingredientes, no has podido evitar catar la mezcla y ya te has percatado del súper sabor que tienen, de ahí a que tengas más ansia aún por que terminen de hacerse y puedas hincarles el diente, pero no te preocupes, el tiempo pasa más rápido de lo que crees.

Espero que hagas muchas veces esta receta y que pruebes con distintos sabores para experimentar. Me encantará que me comentes y me digas que sabores has estado haciendo y probado. Me encanta tener feedback con vosotros y que me contéis que os parecen las recetas. Además, si algo te sale mal puedes contármelo y vemos que paso, de esta o cualquier otra de mis recetas, ha podido salir mal. Aunque en este caso es imposible porque es «requetefácil»!

¡A disfrutar mucho del helado!

Ya me contarás que te ha parecido y si has repetido.

Para más postres, pulsa aquí.

Publicado el Deja un comentario

Panceta con setas

panceta con setas

Panceta con setas

Hoy para comer os traigo un plato delicioso, sabroso y súper keto. Panceta con setas y huevos a mi estilo.

Es un plato sencillo de hacer y perfecto para cualquier día de la semana. Ya sabes que me encantan los platos para el día a día y que disfrutes comiendo bien aunque no sea domingo y no tengas mucho tiempo. En este caso he puesto panceta, pero puedes poner cualquier carne cortada a trocitos, como: lomo de cerdo, solomillo, bistec de ternera, pechuga de pollo cortada a tiritas… Juega con el plato y de una sola receta podrás sacar muchísimas más.

Ingredientes que vas a necesitar:

Panceta o la carne que quieras utilizar

Puerro o cebolleta

Huevos

Setas variadas o champiñones, lo que más te guste

Ajo

Perejil fresco o seco

Sal rosa del Himalaya

Vino blanco para cocinar

Limpiamos bien el puerro y le quitamos, haciendo primero un corte vertical, la primera capa para que quede bien limpio. Lo cortamos finito en juliana o a daditos, como prefieras.

En una sartén, ponemos un poquito de aceite de oliva virgen extra (AOVE) y ponemos el puerro que hemos picado anteriormente y lo rehogamos un poquito junto con unas laminitas de ajo. Añadimos los champiñones o las setas que hayas elegido junto con un poquito de perejil picadito y la sal. Puedes añadir un poco de pimienta negra molida o las especias que te guste usar.

Cuando las setas ya estén a medio hacer, añadiremos un vasito de vino blanco para cocinar y dejaremos que se cocine todo junto.

Ahora es el turno de la carne y para eso tenemos dos opciones. Primero de todo la cortaremos a trocitos de bocado, sea la carne que sea que hayamos elegido para nuestro plato de hoy. Después, o la haremos a parte en otra sartén con un poco de aceite de oliva virgen extra o la añadiremos directamente a la sartén de las setas para que se haga todo junto.

Aquí quiero darte un consejo, según mis preferencias culinarias, jejeje. Si haces cualquier carne que no sea panceta y que no te guste tostadita, puedes ponerla directamente con las setas, pero ahora bien, si es panceta y te gusta tostadita como a mi o te gusta alguna otra carne un poco tostadita, te recomiendo que la hagas a parte y luego la añadas a la sartén de las setas.

Cuando ya hayas hecho la carne o la panceta, ya sea a parte o no, y la tengas integrada con las setas, retira del fuego la sartén y añade huevo batido y remueve, remueve, sin parar hasta que los huevos, sin llegar a cuajarse, liguen con todos los ingredientes y formen una deliciosa salsa.

Sirve en un plato y haz huevo a la plancha o frito para poner por encima. Si dejas la yema en su punto, cuando la cortes encima de nuestro manjar culinario de hoy, y caiga la yemita por encima y su sabor se mezcle con el resto de ingredientes, el sabor será superior!

Otra opción que tienes a los tradicionales huevos de gallina es poner huevitos de codorniz, son muy sabrosos y tienen tres veces más nutrientes que el huevo de gallina, ¿lo sabías?. Usa huevos de codorniz y tu plato, además de ser tres veces más nutritivo, quedará muy bonito y vistoso.

Espero que disfrutes mucho de este plato. Ya ves que es muy fácil y bastante rápido de hacer. Combina, como te he dicho, carnes con diferentes tipos de setas para hacer diferentes modalidades de este plato tan sabroso, y como no, ¡súper, súper keto!

🤤😋🤤😋🤤😋🤤😋🤤😋🤤😋🤤

Te dejo aquí un enlace a los postres por si quieres terminar de completar tu menú.

Publicado el Deja un comentario

Bonito del norte a la plancha con chips de puerro

Bonito a la plancha con chips de puerro

¡Hola mis ketos! ¿Cómo va todo por aquí?.

Espero que estés teniendo un gran día y estés a tope para hacer y comer este plato tan saludable, nutritivo, bueno, fácil y rápido de hacer. Además es súper vistoso y puedes hacerlo con algún cambio, que te explico un poco más abajo, para cambiar completamente el sabor en muy poco tiempo y con sólo un par de ingredientes más.

El bonito, también denominado atún blanco o albacora (thunnus alalunga) es una especie de atún que podemos encontrar en casi todas las aguas tropicales del planeta y océanos templados, además del Mar Mediterráneo. El bonito del norte, como se denomina aquí en España, es el que se pesca en el Mar Cantábrico, el mar que hay al norte de la península ibérica. Aunque no tiene nada que ver con la especie de los bonitos y suele causar confusión y creer que el bonito es igual que el atún.

Puede tener una longitud de hasta 140cm y puede llegar a pesar hasta 60kg.

El atún blanco es muy preciado y se pesca con anzuelo para que la carne del pez sea de mayor calidad al no sufrir durante su pesca.

Durante el invierno, el bonito del norte, suele vivir en aguas cercanas a las islas Azores y se traslada a finales de la primavera para el Mar Cantábrico, es entonces cuando se inicia la campaña del bonito.

Su contenido en vitaminas B3 y B12 son excelentes. De hecho su contenido en proteínas, 21gr por cada 100, es mayor a la mayoría de pescados o carnes. Por ser un pescado graso también posee vitaminas liposolubles como la vitamina A y la vitamina D. Además, en cuanto a los minerales, posee cantidades significantes de potasio, fósforo, magnesio y hierro, además de yodo

Ahora que ya sabes un poco más acerca de este maravilloso pez

Para el bonito

Pon en una sartén a calentar con un chorritín de aceite de oliva virgen extra y pon a hacer el bonito a fuego medio – alto, entre 5 y 7 minutos por lado según el punto que quieras y el grosor de la rodaja de bonito. Pon un poquito de sal rosa del Himalaya por ambos lados y, si quieres un poquito de pimienta blanca molida.

Si quieres hacer un plato un poco más salsero, puedes hacer el bonito con salsa de tomate. En una sartén a parte, pon un poco de aceite de oliva virgen extra y sofríes unos ajos laminados. Cuando ya estén doraditos, cual moreno de playa, añade tomate natural triturado con un poco de sal rosa del Himalaya al gusto, pimienta, y si quieres, un poquito de perejil picadito. Deja que haga un «chup chup» y que reduzca completamente el agua del tomate. Una vez esté el tomate espesito, al punto que te gusta, añádelo a la sartén del bonito, junto con el pescado para que esté un par de minutos mezclándose los sabores.

Para las chips de puerro

Lava y seca el puerro y quítale la primera capa para que quede totalmente limpio y listo.

Divide el puerro en 2 o en 3 partes para que las chips no sean excesivamente largas. Luego, corta en juliana y fríe en abundante aceite de oliva virgen extra bien caliente para que quede crujiente y no gomoso.
Cuando se dore sácalo de la sartén, si no se quema. Al sacarlo ponlo en un plato con papel absorbente para quitar el exceso de aceite y que quede aún más crujiente.


Sirve en el plato, junto con el bonito con o sin salsa de tomate, y pon sal rosa del Himalaya por encima.

¡Disfruta de este nutritivo manjar!

Ya sabes que en apartado de recetas, tienes postres fabulosos perfectos para terminar tu menú de hoy.

Publicado el Deja un comentario

Plato para romper el ayuno

ayuno

Rompiendo algo más de 24 horas de ayuno con este manjar.

Este plato se puede hacer con restos que tengas por la nevera y que no sepas donde meter, yo he puesto estos ingredientes porque me gustan mucho como combinan pero, ya te digo, puedes modificar alguno de ellos a tu gusto. Además, este plato es facilísimo de hacer, bastante rápido y ¡barato!, para que luego digan que el keto es caro…

Podemos hacer el keto más barato o más caro, como en todos los estilos de alimentación.

No le pongo nombre al plato porque no sabría cual, ¿Qué nombre le pondrías tu? 🤔 ¿Me ayudas a buscar uno?

Ingredientes:

Setas variadas o champiñones
Dos huevos
Nata para montar (heavy cream)
Queso del que más te guste pero que sea fundente o que gratine
Ajos picados
Un pelín de pimiento rojo y verde
Especias al gusto
Sal rosa
Mantequilla

Primero de todo, picamos o laminamos unos ajos (la cantidad que te guste). Picamos un trocito de pimiento verde y un trocito de pimiento verde y reservamos.

Ponemos a calentar la sartén y añadimos un poco de mantequilla para dorar los ajitos. Cuando ya estén, añadimos el pimiento troceadito y lo salteamos un poquito. Cuando tengamos todo salteadito, añadimos las setas o los champiñones laminados (lo que hayas elegido para tu plato de hoy) y los hacemos a fuego medio – alto.


Añadimos la sal rosa del Himalaya al gusto junto con las especias que más nos gusten. En mi caso, he elegido poner un poco de jengibre (bastante inflamatorio), cayena, pimienta negra molida y un poquito de orégano para potenciar el sabor del queso que pondremos después.
Cuando ya tengamos listos los champiñones o las setas, añadimos la nata (heavy cream) al gusto y removemos un poco para que se integre con todos los ingredientes.
Añadimos los huevos y hacemos un revuelto.

Para hacer correctamente un revuelto: Normalmente la gente cuando hace un revuelto, añade los huevos con la comida en el fuego y remueve hasta que se hace «una tortilla rota». Lo ideal, si quieres hacer un revuelto jugoso y cremoso es que hagas lo siguiente. Cuando ya tengas todos los ingredientes con los que vas a hacer el revuelto bien cocinados, retira la sartén, la olla o la cazuela que estés utilizando del fuego.

Una vez fuera del fuego añade los huevos que vayas a poner con la sal rosa del Himalaya que le corresponda a cada yema. Rompe las yemas con la espátula y remueve hasta que quede con la textura de revuelto jugoso. Hazlo siempre fuera del fuego para que no termine de cuajar el huevo a modo tortilla. El huevo queda cocinado con el calor pero sin terminar de cuajar y está, de verdad, muchísimo más bueno y jugoso. Desde que descubrí la textura y sabor que quedaba haciéndolo así, siempre lo hago siguiendo este procedimiento.


Una vez tenemos bien hecho el revuelto, volvemos a poner la sartén en el fuego y añadimos el queso que vayamos a utilizar. En este caso, en este plato, es mejor que dejes en el revuelto el huevo un poco menos cocinado de lo normal porque en este paso se te terminará de cuajar. Cuando esté el queso rallado por encima de todo, podemos poner un toque de orégano para potenciar su sabor. Tapamos la sartén o la olla con la tapadera hasta que funda el queso completamente.

Otra opción que tienes con el queso es gratinarlo. Cuando ya tengas hecho el revuelto, pon todos los ingredientes en la bandeja del horno, pon el queso por encima y a gratinar.

¡Sirve y disfruta!

Aquí tienes más recetas para disfrutar de un buen postre, rápido y fácil.

Publicado el Deja un comentario

Mousse de chocolate exprés

Pseudomousse de chocolate

Chocolate, hummm

¿Habrá alguien a quien no le guste el chocolate? ¡Pues seguramente, pero no es mi caso!

Este pseudo-mousse de chocolate no es realmente un mousse, lo sé, pero a mí me recuerda a la textura de un mousse y está muy bueno, además de lo súper rápido y fácil que es de hacer. Ya sabes que mis recetas suelen ser a prueba de falta de tiempo y para todos los niveles culinarios.

Te animo a probar esta receta para acompañar cualquier postre o para quitarte ese gusanillo que a veces se despierta y nos da un poco la lata. Perfecto para esos momentos que tenemos un poco de ansiedad, porque por muy ketos que seamos, somos personas y todos tenemos momentos de ansiedad, debilidad o ganas de saborear un pequeño dulce que no nos saque de la cetosis.

Para hacer este mousse, sólo necesitarás 3 sencillos ingredientes y en solamente 5 minutos lo tendrás listo. Vamos, prueba y me cuentas.

Ingredientes:

200ml de nata para montar (si está fría de nevera mejor porque montará mucho más rápido)
2 cucharadas de cacao en polvo 100%
Eritritol al gusto

Tan facilísimo como poner todos los ingredientes en un bol, a poder ser un poco hondo para que no la líes en la cocina con las salpicaduras, y montamos la nata con la batidora de varillas.

Te aconsejo que lo pongas un rato en la nevera (aunque la nata ya estuviera fría) porque la textura mejora aún más y ¡¡está más bueno aún!! ❤️❤️❤️

¡Te dejo aquí el link al resto de postres!